Iñaki Urdangarin: las dos razones de peso que lo hicieron llorar en la calle junto a Ainhoa Armentia

El ex de la Infanta Cristina está viviendo momentos de absoluta tristeza y no puede contener el llanto.

Los duros momentos tras su llanto desconsolado
Los duros momentos tras su llanto desconsolado

En la edición de “Diez Minutos” del 17 de agosto, Iñaki Urdangarin ocupó la portada con un rostro marcado por la angustia. Lo que sucedió es que el ex de la infanta Cristina recurrió a su nueva novia, Ainhoa Armentia para desahogarse, una secuencia que duró 20 minutos dentro del auto y del que, hasta hoy, no sabíamos los motivos.

Iñaki Urdangarin en la portada de 'Diez Minutos'.
Iñaki Urdangarin en la portada de ‘Diez Minutos’.

Son muchos quienes aseguran que no se encuentra nada bien anímicamente hace tiempo. Carmen Duerto. Experta en la Familia Real, asegura que la presión mediática que sufre desde que salieron a la luz las fotografías junto a Ainhoa está pudiendo con la salud mental del deportista.

“Ha estado dos años metido en prisión, ha leído casi 170 libros y ha hecho ejercicio. Pero una cosa es estar solo con tus pensamientos, trazando cómo va a ser tu nueva vida cuando salgas de allí, y otra es cuando ya sales de la cárcel y te enfrentas al mundo real”, explicaba Duerto. Ahora, de la mano de Diego Losada, llegan los verdaderos motivos de la angustia de Iñaki.

Iñaki Urdangarin atraviesa una dura etapa personal

El pasado domingo Diego Losada presentó en ‘Telecinco’ “Cristina de Borbón, rota de amor”, un documental donde se ven las imágenes exclusivas de Iñaki a lágrima viva. Ante tales archivos, Mariángeles Alcázar puso en contexto la situación que vive para que podamos entender mejor los motivos de su llanto.

Iñaki Urdangarin, a lágrima viva junto a Ainhoa Armentia.
Iñaki Urdangarin, a lágrima viva junto a Ainhoa Armentia.

En primer lugar, se trata de una cuestión laboral. “Durante esos días él recibe la negativa del Barcelona para tener un trabajo estable como asesor deportivo dentro del club.” En los comienzos de su relación con Armentia, la abogada seguía viviendo en el domicilio de su padre e Iñaki vivía con su madre hasta que la situación laboral se estabilizara.

"Cristina de Borbón, rota de amor".
«Cristina de Borbón, rota de amor».

Pero el segundo motivo de su dolor es una cuestión más personal. Por su estado de libertad condicional, el deportista no pudo asistir a un evento familiar. “Le niegan el permiso para salir al extranjero para ir a las bodas de dos de sus sobrinos, hijos de su hermana Cristina, que se casaban en Minnesota y en Chicago. No le dan el permiso porque todavía no ha completado su condena. Es un señor que en estos momentos goza de libertad condicional”.

Queda claro que Iñaki Urdangarin no está pasando su mejor momento, pese a mostrarse de lo más enamorado de su nueva novia y que, de a poco, el contacto con la Infanta Cristina se retome por el bien de sus hijos. Será cuestión de tiempo para ver como evoluciona esta situación.